01 mayo 2013

Hora de las brujas...

Shhh...
Hora de las brujas.

Aquí, en una fría noche, afilando los cuchillos. Lentamente, al calor de la hoguera. Como siempre hemos hecho. Con la tensa calma del guerrero que espera la batalla.
Muchas batallas libradas. Demasiadas.
Y aún así, en las trincheras, como soldados eternos y atemporales.

Cambian las guerras, pero no el enemigo. Y aunque ahora no hay hogueras, ni cuchillos, la rabia es la misma. Nuestras armas son las palabras, las razones y nuestro orgullo. Y aunque no se derrame sangre, seguimos siendo guerreros que afilan sus armas en noches frías, mientras contemplan el fuego.

Siempre.

No hay comentarios: