26 mayo 2012

WhatsApp mañanero

Desde que me hice con un teléfono Android, no dejo de alucinar con esa diabólica aplicación  que es el WhatsApp, o "wasssap", como yo la llamo, cariñosamente. Primero me supuso una fuente molesta de distracción: no podía dejar de mirarlo. Estaba enganchado. Pero pasado un tiempo de rodaje, aprendí a quitarle el sonido y a activarlo en los ratos libres, en el café, o en el autobús.
¿Que por qué me tiene tan enganchado? Pues... porque lo pasamos bien. Véase el ejemplo:

-  CHICAS!!!! Mañana me voy de ruta, que me van a enseñar el nacimiento del cuerpo de hombreee.
- Se creerán que no sabemos dónde nace y muere, jejejeje
- En el pitooooo!!
- jajajajajaja
- Porca miseria!!!
- Ya me gustaría veros a vosotras como nosotros, esclavos de un puto apéndice...
- Momento

- Ilustrando vuestros comentarios
- Es mentira, es mentira!!. Yo tengo una zona erógena debajo de una ceja.
- Que no, tío. Eso es un orzuelo!!!
- Ahhh...

Un breve ejemplo de cómo va pasando el día con el wasssap. Un poco más divertido, que hace falta, no?

No hay comentarios: