12 marzo 2012

El salto

Esta entrada es para un amigo que ha perdido "el swing".
Esta mañana, mientras hablábamos en una escalera de incendios (esa es otra historia), me dejó entrever que lleva mucho tiempo parado, esperando, sin tener muy claro qué hacer.

En la vida, hay momentos en que lo mejor es no hacer nada. Sin embargo, hay otros momentos en que hay que dar el salto, dejar que la vida te lleve, manteniendo un cierto control, tomando las riendas hasta donde sea posible, olvidándote del conformismo y la resignación, y dejando que los demás vean tus luces traseras.

Amigo mío, es tiempo de dar ese salto. Y no mirar para atrás. Ni para coger impulso.

No hay comentarios: