06 febrero 2012

Al César...

En la entrada "La Tierra. 4 de Enero de 2012" (un poquito más abajo), hacía referencia a que la foto que se muestra de nuestro planeta, la Blue Marbel de este año, no es una foto real, sino un montaje de muchas tomas realizadas por un satélite en concreto. Esas tomas se "montan" luego en los laboratorios de la NASA, hasta conformar las imágenes que luego hacen públicas.

Pues bien, recibí al día siguiente un correo de un buen amigo que me contaba, con una discreción que voy a respetar, pero con un orgullo de padre que no le cabía en el cuerpo, que su hijo trabaja en uno de los grupos encargados de desarrollar, probar, poner en marcha y mantener el software que permiten a los satélites tomar esas hermosas fotografías. Y en otros proyectos de la NASA. Y, rechazando las ofertas que se le hicieron, se quedó aquí, en su tierra, en Cáceres, sin dejar de trabajar ni de investigar para la NASA. Aquí sigue, colaborando con los estadounidenses y con la Universidad de Extremadura.

Esta mañana tuve la oportunidad de hablar con este amigo que me comentaba "que es una labor callada, conocida sólo por familiares, amigos y por el grupo de profesionales con los que trabaja". Y que "no sólo en éste campo. Hay españoles detrás de las últimas investigaciones contra el cáncer, en el desarrollo de procedimientos con células madre, en la investigación en energías renovables y alternativas, en tecnología...". Hay investigadores punteros en muchos campos de la ciencia de los que no se conoce prácticamente nada, pero que desarrollan una labor callada que hace que nuestra vida sea, cada día, un poco mejor. Un labor prácticamente desconocida, en este país donde los gobernantes, sean de la ideología que sean, prestan muy poca atención y apoyo a los investigadores, y donde vende más un gol de Ronaldo que un avance en el tratamiento contra el cáncer.

Vaya desde esta entrada un humilde homenaje a todos esas personas que hacen que avance la ciencia, con su labor diaria y anónima. Porque sí, porque se lo merecen. Al César lo que es del César.

Y a mi amigo, las gracias, porque hoy me ha hecho sentirme un poco más orgulloso de nuestra gente.

No hay comentarios: