26 agosto 2011

Diario de un argentino en Toronto

Y para terminar esta mierda de semana (no sé si ya lo he dicho), un clásico donde los haya: el primo argentino que se muda a Canadá porque quiere ver la nieve. Por lo menos nos reímos un rato.



(No sé por qué, siempre que escucho algo que emiten por la radio me acuerdo con cariño de mi amigo Manolo Cabezahuevo)

No hay comentarios: