17 mayo 2011

España se mueve

A "volapié", que no tengo tiempo prácticamente. Intentaré mostraros mi parecer con más profundidad, pero de momento, España se mueve, y eso es importante. Llevo siguiendo el movimiento en Facebook desde hace más de un mes. Es un movimiento sin ideología política definida. Es un movimiento de gente joven, y no tan joven, que comparten un sentimiento: la indignación. Indignación por la manera en que los gobernantes de este país "manejan el cotarro". Indignación ante el enriquecimiento de pocos a costa de muchos. Indignación ante medidas que no se consideran nada más que improvisaciones para satisfacer a grupos de presión. Indignación, en definitiva, simple, pura y llana indignación. Y por eso se manifiestan y se echan a la calle. Para gritarlo a los cuatro vientos, que ya hacía falta.

Tienen mi simpatía, lo reconozco. El que no tengan soluciones a los problemas, o el que apunten varias que, a lo peor, no son viables, es hasta normal. Probablemente, no les compete a ellos. Ellos hacen lo que debería haberse hecho en este país hace tiempo: protestar, sacar la protesta de las cafeterías y los bares a la calle, y poner un dedo en la nariz a las instituciones y decir "basta ya!!!". Y por eso tienen mi simpatía.

Hay miedo entre los gobernantes. No hay cosa que más pánico produzca que una revolución de gente sin ideología o afiliación política conocida. No hay forma de frenarla. Ni ellos mismos son conscientes del tremendo poder que tienen. Por eso nuestros gobernantes, tratan de acercarse al movimiento, de hacerlo suyo, torpemente, según se va viendo. Lo único que espero es que no aparezca el "típico grupo de listos" que consiga hacerse con esta protesta generalizada contra el mal hacer de nuestros gobernantes y reconducirla hacia sus intereses propios.

Lo dicho: se irá viendo...

(Actualización: no son cuatro gatos, mirad esto)

No hay comentarios: