07 abril 2011

Generación sin futuro: ya era hora!!!

No estaba yo muy convencido de que llegara el agua al río, que no la sangre, pero parece que sí, que la juventud comienza a moverse en este país, aunque sea tímidamente. Los diarios hablan de una manifestación de unos 1.000 jóvenes (casi 5.000 según la organización). Se denominan a sí mismos la juventud sin futuro y tiene un lema: "Nos habéis quitado demasiado, ahora lo queremos todo".

No sé si el slogan es adecuado o no. Piden mayores oportunidades en el mercado laboral, el fin de los recortes sociales y se consideran la primera generación que vivirá peor que sus padres. Tienen otro lema en su página web: "Sin casa, sin curro, sin pensión, sin miedo". Ése me gusta más. Implica acción, ganas de enfrentarse a la vida y salir adelante, a pesar de los obstáculos.

Pero en el fondo, lo mismo da, lo importante es que la juventud se mueve. Y cuidado, que cuando las mozas y mozos se echan a la calle, es que soplan vientos de cambio. Y si algo necesita este país y, si me apuráis, toda Europa, son tramontanas malayas que muevan los cimientos de esta Globalización que nos ha salido rana.

Y me da igual de qué signo sean los que conducen el barco. Creo que perdieron el rumbo hace tiempo. Todos. Han olvidado que están al Servicio Público y lo que ello significa. Escuchaba a Iñaki Gabilondo cuando lo entrevistó Buenafuente y dijo algo que me impresionó. Vino a decir que el político de hace 15 años se movía por ideales, se movía bien o mal, pero con un trasfondo en donde había un deseo por cambiar las cosas. Sin embargo, para él, el dirigente de hoy ha convertido la política en una forma de vida, en donde lo principal es sobrevivir y permanecer en el puesto, sea como sea.

Y por eso, este país necesita un meneíto. Miras a un lado, miras a otro, y te das cuenta de que es el mismo perro con distinto collar. Es hora de demostrar que ningún cargo es vitalicio. Y eso sí está en nuestras manos. Sobre todo en las más jóvenes, porque el futuro es suyo.

Pues venga!!. Desde aquí todo mi apoyo para esos jóvenes. Pedid lo que es vuestro. Pero por favor, luchad por ello, tratad de mejorar las cosas. No os creáis que todos son derechos adquiridos. Nosotros, los que tenemos ya 25 y unos meses, tuvimos que ganárnoslo, como antes hicieron nuestros padres. Buscad las oportunidades y aprovechadlas. No os limitéis a esperar a que os lo den todo hecho, a que el santo estado os provea, no os vaya a pasar como aquél jovencito que coincidió con un hombre de unos 50 años en la parada del autobús. El chico estaba leyendo en su Ipad. El señor le miró con curiosidad, para ver el aspecto del juguetito de la manzana. El chico, se volvió hacia aquel señor y le espetó:

- Tu generación no entenderá nunca a la mía. No podéis. Nosotros estamos a años luz de vosotros. Nosotros usamos el correo electrónico, chateamos, twitteamos, tenemos acceso a toda la información del mundo desde el teléfono móvil. Vosotros no tuvisteis nada de esto. Nosotros tenemos televisión por satélite, canales internacionales, música y películas a la carta. Somos la generación tecnológica. Vosotros no tuvisteis nada de esto y por eso, nunca podréis comprendernos.

A lo cual, aquel señor, sonriendo, respondió:

- Tienes razón. Nosotros no tuvimos ninguna de esas cosas de las que hablas. Por eso... las inventamos.


(Bufff ... qué rollo me he marcado. Si ha quedado hasta serio y todo...)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo no lo hubiera dicho mejor. A Dios rogando, pero con el mazo dando

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, maestro. Te ha "salio" redondo. Me has leído el pensamiento.
MoiSES SESgado.

Josh dijo...

Je, je, je... Gracias MoiSES. Si es que me das media hora y un boli y me pongo tontorrón!!