12 abril 2011

En el trabajo...

(Esta mañana, chateando)

- ¿Cómo vas?
- Me llamo Máximo Décimo Meridio, comandante de los ejercitos del norte, leal servidor del verdadero emperador Marco Aurelio. Padre de un hijo asesinado, marido de una mujer asesinada y alcanzaré mi venganza en esta vida o en la otra!!!
- Joder!!
- También soy Batman... creo
- Mal día, ¿eh?
- Ya te digo...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Jodo tío ¿tu con quien chateas?. Que miedo...¿Y en el trabajo?. Que pasa que no tienes tajo ¿o eres el jefe?
MoiSES SESgado.

Anónimo dijo...

Por cierto Josh, y aunque no venga a cuento con el artículo de hoy, como veo que te gusta la fórmula 1, Buenafuente (que también veo que lo sigues) hizo en su programa de ayer Lunes el siguiente comentario “5000 jóvenes universitarios en Madrid, salieron a protestar. Había mucho universitarios mileurista, gente que cuanto más títulos tienen menos ganan, al contrario que Fernando Alonso que cuanto más dinero gana, menos títulos consigue”. ¿Qué te parece?
MoiSES SESgado

Josh dijo...

Je, Je... Ni soy jefe ni quiero. Ya lo fui durante algunos años y no me gustó la experiencia. Chateo con otros compañeros que, como yo, entre otras muchas cosas, damos soporte a lo que por tu nombre y apellido creo que conoces. Curro hay un huevo, y el 99% de nuestras conversaciones son técnicas, pero de cuando en cuando nos sale alguna chorrada como la anterior. Entre col y col, pues un conejo, que se dice (la lechuga para los conejos y los conejos para mí). En cuanto a lo de Alonso... no me piques que me conozco...

Anónimo dijo...

¡Ya te digo, SeS de SES!...Ya me gustaría poder reirme de cuando en cuando en el trabajo. Se ha perdido la capacidad de trabajar en equipo porque se ha perdido el sentido del humor. Tanta mandanga de cursitos para potenciar la inteligencia emocional y direccion de recursos humanos y pierden la referencia de lo más básico. "La risa es la mejor de las curas, el alimento del alma, la esencia de la vida..."

Josh dijo...

El sentido del humor... Si no fuera por estos ratos, y los que pasamos en la cola del paro...