01 septiembre 2010

Stupid Things Vol. 44 (o la venganza del carrito de la compra...)

Vamos a ver... Cada cosa está para lo que está, y los carritos de la compra están para llevar frutas, verduras, comida sana y pizzas congeladas. Bueno, eso y para joder los nervios al incauto conductor que intenta que vayan siempre derechos.

A ver si aprendemos que las Grandes Superficies encargan sus carritos con los itinerarios ya marcados. Los llevan incorporados en un pequeño GPS programable, en la rueda delantera derecha. Así, el carrito oscilará hacia un lado u otro, según sea conveniente, y se dirigirá allá donde le interese a la empresa: al estante del pan de molde que está a punto de caducar, a los geles de ducha que no hay Dios que los venda, hacia la remesa de paquetes de café australiano que compró el imbécil de Benítez, ex-jefe de compras, y que llevan 18 meses en el estante... Esto es una verdad inmutable y será siempre así, empujes el carro como lo empujes.

En fin. Estas chicas parece que no lo sabían...

No hay comentarios: