10 diciembre 2007

Stupid Things Vol. 32, o el pernicioso efecto de Youtube

He llegado a la conclusión de que Youtube es pernicioso para la salud mental. ¿Por qué he llegado a tal conclusión? Fácil. ¿Cómo, si no, se puede explicar que un tío "se pegue" un par de vueltas por el Palacio de Carlos V en Granada, en calzoncillos largos, ante el estupor de los presentes? Pues porque un amigo le está grabando en vídeo para luego "colgarlo" en Youtube.

Vamos, que hemos encontrado la excusa perfecta para hacer todas esas memeces que siempre hemos tenido ganas de hacer y nunca nos habíamos atrevido.
¿Habremos cruzado la frontera?. ¿Nos habrá liberado Youtube de nuestras ataduras éticas y morales?. ¿O quizá sólo está favoreciendo la eliminación de esa temida barrera psicológica llamada vergüenza?.

A lo mejor no es tan malo Youtube y no perjudica la salud mental, sino todo lo contrario. A lo mejor, se está gestado una nueva generación, "la generación Youtube", desvergonzada, desinhibida, capaz de hacer públicos sus más inconfesables deseos y fantasías. A lo mejor, con ayuda de este portal, el día de mañana nos encontremos con una sociedad en donde la frustración sólo sea un recuerdo del pasado.

O, a lo peor, era sólo uno con ganas de cachondeo que pasaba por allí...


(Encontrado aquí)

3 comentarios:

jovialiste dijo...

Exhibición, un desencadenamiento del instinto gregario.

Josh dijo...

xacto!!! El exhibicionismo como forma de vida...

p3p0 dijo...

No estoy de acuerdo en vuestros comentarios respecto al autor de este video, tengo la suerte de conocerlo personalmente y es un pedazo de artista, a mi corto entender el arte tiene innumerables formas de expresión.

Un saludo.