14 diciembre 2007

Oscar Wilde

A lo mejor, dentro de su escepticismo, su homosexualidad y un cierto grado de misoginia, supo entenderlas como nadie...
O no.

Las mujeres han sido hechas para ser amadas, no para ser comprendidas.

Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente, mírela, no la escuche.

No hay nada como el amor de una mujer casada. Es una cosa de la que ningún marido tiene la menor idea.


Oscar Wilde

No hay comentarios: