22 agosto 2007

Oficios arriesgados

O si no, que se lo pregunten al pobre que está en el hospital, con el pene pegado a una aspiradora.

De verdad que no sé si reírme o echarme a llorar. Es una tragedia, se mire como se mire.
Mejor me voy a la playa...
(Por cierto, si seguís este enlace que se encuentra al final de la noticia en 20 minutos, encontraréis una auténtica curiosidad. Joder con los museos!!!)

No hay comentarios: