29 agosto 2007

Hay que ser muy cabrón...

... para meter a tu padre y a tus dos hijos en el maletero del coche, para ahorrarte los pasajes del barco. Y encima el tío queda en libertad.

Dios!! Cómo está el mundo!!!

No hay comentarios: