17 agosto 2007

Estos chinos están locos

Al menos la pareja que pretender llamar a su hijo "@". Sí, sí. Habéis leído bien, quieren llamarle "@", como la arroba de cualquier dirección de correo electrónico.

Dicen que en chino significa "lo queremos". Pues la verdad es que quererlo, lo que se dice quererlo, no parece que lo quieran mucho, porque el trauma que le espera a este pobre chico es tremendo. ¿Os lo imagináis en la escuela, pasando lista? ¿O cuando tenga que dar su e-mail a su novia? (sí cariño, es @@hotmail.com. No, no estoy tartamudeando...). Hombre, original sí que es, pero me temo que también snob y caprichoso.

Me pregunto hasta qué punto los hijos deben pagar la estupidez de los padres.
(Este post es un homenaje a las muchas gilipolleces que hace la gente, y que causan un estado de permanente perplejidad en el autor)

No hay comentarios: