07 julio 2007

Ya nos iremos conociendo...

Sé que es viejo, pero es que siempre que me lo cuentan me hace gracia (pues eso... gracias, Javier)

Un hombre conoció una linda mujer y decidió casarse con ella inmediatamente.
Ella le dice:
- Pero no sabemos nada uno del otro...
El respondió:
- No hay problema, nos conoceremos con el tiempo.
Ella aceptó. Se casaron y fueron a pasar la luna de miel en un lujoso resort. Cierta mañana, estaban ambos recostados junto a la piscina, cuando él se levantó, subió al trampolín de 10 metros realizó una perfecta demostración de todos los saltos que existen y regresó junto a la esposa.
Ella le dice:
- Eso fue increíble!
- Fui campeón olímpico de saltos ornamentales. Te dije que nos conoceríamos con el tiempo - respondió él.
En eso, ella se levanta, entra en la piscina y comienza a nadar, ida y vuelta con impresionante velocidad.
Después de 30 vueltas, sale y se va a recostar junto al marido, sin demostrar ningún cansancio.
Él dice:
- Estoy sorprendido! ¿Fuiste nadadora olímpica?
-No, -explicó la dama- fui puta en Venecia y atendía a domicilio.

No hay comentarios: