29 julio 2007

Y ya que hablamos de la Iglesia...

Una monja va al medico con un ataque de hipo que viene padeciendo desde hace varios días .

- Mire, doctor. Tengo un ataque de hipo desde hace unos días que no me deja vivir. No puedo dormir, no puedo comer ni beber y me duele todo el cuerpo. Si sigo así voy a volverme loca!!

El médico la mira con interés y le dice:

- Tiéndase en la camilla, hermana, que la voy a examinar.

Al cabo de unos momentos, el médico se incorpora y dice:

- Hermana, usted esta embarazada!!!

La monja se levanta y sale corriendo de la consulta con cara de pánico.
Un rato después, el médico recibe una llamada de la madre superiora del convento.

- Doctor, ¿qué le ha dicho a la hermana María?

- Verá, madre, como tenía un fuerte ataque de hipo, le di un gran susto para que se le quitara. Supongo que se le habrá quitado, ¿verdad?

- Sí, doctor. A la hermana María se le ha quitado el hipo, pero el padre Damián se ha tirado del campanario.

(Gracias, Juan)

No hay comentarios: