31 julio 2007

La siesta, a referéndum en Hungría.

No quería dejar de hacer un breve comentario, porque cuando leí la noticia la semana pasada, no daba crédito a mis ojos, y pensé que era una simple broma de algún redactor que sufría de las calenturas propias del tiempo en el que estamos: un referéndum para institucionalizar la siesta en Hungría. Increíble!!!

Pero parece que la cosa marcha. La recogida de firmas (se necesitan 200.000 para solicitar un referéndum) va viento en popa y a toda... sábana. Je, lo que no "coló" fue que el parlamento diera vía libre para que la cerveza fuera gratuíta en los restaurantes durante estas épocas estivales.

No, si va a resultar que los españoles no somos tan tontos, al fin y al cabo. Cervecitas, pinchitos, buena comida y siestecita...

Lo próximo, un referéndum para institucionalizar la tortilla de patatas, que la dieta mediterránea es muy buena, oiga...

No hay comentarios: