30 julio 2007

La portada de El Jueves

No voy a entrar en demasiadas discusiones. Sobre todo, por que no lo tengo claro. Soy consciente de que existe una línea muy fina entre el humor satírico y la falta de respeto. Y si algo ha caracterizado siempre a la publicación El Jueves ha sido su humor negro, irreverente e irrespetuoso. Y eso, precisamente, es lo que la ha hecho grande.

Pero la verdad es que, sin ser monárquico, considero una falta de respeto la caricatura de marras. Se pasaron. Cruzaron la línea. Y la pérdida de respeto a las personas, las creencias o las instituciones es la antesala de la pérdida de los valores sociales.

Tenemos claros ejemplos de esto en la política. Tanto se ha caricaturizado, mofado, puesto en entredicho y ridiculizado a los que gobiernan que prácticamente ya nadie cree en ellos.

Sin embargo, tampoco estoy de acuerdo con todo lo que se ha "liado" en torno al asunto. La "recogida" de la publicación no ha hecho sino aumentar el morbo. No era esa la solución. Difícil asunto, por demás, que diría un antiguo profesor de ética que tuve.

Pero, en fin. A lo que vamos (si queréis, seguimos en los comentarios). En 20 minutos sí han publicado una selección de las portadas más polémicas del semanario El Jueves (por cierto, no dejéis de entrar en la zona verde, no tiene desperdicio). Y entre todas las que publican, por todas esas razones que comentaba, me quedo con ésta:


Un claro ejemplo de que se puede hacer humor sobre un tema delicado sin cruzar la línea.

No hay comentarios: