28 septiembre 2006

Y la Mona Lisa sonríe...



... Porque está embarazada, o acaba de dar a luz.

Ésta es la conclusión a la que han llegado unos sesudos investigadores canadienses que han analizado el cuadro durante un par de días, usando un revolucionario escáner de infrarrojos. Con él han descubierto, entre otras cosas, que la susodicha portaba un velo que solían llevar las mujeres embarazadas y que, además, llevaba el pelo recogido en un moño (¿?).

Frivolizando un poco, siempre he pensado que cuando los americanos se aburren se dedican a sus dos pasiones favoritas: elaborar estadísticas y hacer estudios de mercado. Ahora habrá que incluir en el saco a los canadienses, aunque por encargo de los franceses, en concreto del propio museo del Louvre, que fue el que encargó el estudio.

Y digo yo, aventurando un poco, a lo mejor sonreía porque acababa de tener un rato de esparcimiento y regocijo con el pintor.

Puestos a elucubrar...

Además, no hace mucho, ya se tenía la certeza sobre por qué su sonrisa es así.

Sed buenos.

No hay comentarios: