29 septiembre 2006

El extraño caso de Alatriste

Esta semana hemos conocido que será "Volver", de Pedro Almodóvar, la que representará a España en los Óscar de Hollywood.

No la he visto aún. No puedo juzgar si de las que se presentaban es o no la mejor o la más apropiada para el ambiente americano.

Este artículo trata sobre otra que sí he visto y que ha luchado con Volver para irse a la "gran fiesta" de la meca del cine. Me refiero a Alatriste.

Es curioso lo que sucede con esta película. Se ha realizado con un presupuesto de unos 25 millones de euros. Una comedia como "Virgen a los 40", film sin más pretensión que hacer pasar un rato divertido, costó casi 60 millones de euros, más del doble que Alatriste.

Y digo que es curioso porque todos los críticos coinciden en lo mismo: una estupenda caracterización, una cuidada ambientación, algunas escenas intimistas dignas de elogio y otras dignas de las más caras superproducciones "hollywoodenses".

Y todo ello con escasos recursos económicos para este negocio. En palabras del propio director, con ese dinero no se podría haber rodado en Hollywood más de dos semanas. Aquí se ha construido un película de más de dos horas.

Hasta aquí, todo correcto. Se han sucedido os elogios al esfuerzo, a los actores y a los productores, guinistas, director y el propio Reverte se siente orgullos de su criatura.

Ahora bien, hay otra cosa en la que también se ponen de acuerdo todos los críticos. Unos los expresan de una forma más elegante, otros más crudamente: es una película mediocre, deslabazada en cuanto al hilo argumental, construida a retazos intentando unir pasajes de cinco libros de gran calidad, para acabar conformando una historia que el espectador que no haya leidfo los libros le cuesta seguir. Si a eso le añadimos que todos están de acuerdo en que la voz del protagonista desmerece la marvillosa caracterización del personaje, nos encontramos más con un pequeño fiasco que con un producto lo sufucientemente digno como para sentirnos orgullosos de que sea una producción española.

¿Entonces? ¿Qué ocurre? ¿Nos da miedo reconocer que Alatriste no ha estado a la altura de lo que se esperaba? Pues va a ser que sí, que és precisamente es el problema. Se le ha puesto tantas ganas a esta producción que apena decir que es un "quiero y no pude llegar".

Y no por ello debemos sentirnos decepcionados (hombre, un poquito sí). El cine español está haciéndose a sí mismo en estos últimos años. Si la comedia la hemos perfeccionado, ál cine de acción le faltan todavía un par de hervores, que dirían en mi tierra

No hay comentarios: